02 marzo 2008

53.El debate. ¡Que hablen ahora de hoy mismo, del futuro otro día, si existe!

La controversia del cara a cara, de quienes tienen que convencer con gestos a la ciudadanía, tiene en el próximo debate un olor especial. De una parte, quienes han perdido el interés dado el bombo y platillo de la convocatoria anterior, que luego resultó ser menos de lo anunciado; y de otra parte, quienes tienen sus esperanzas puestas en poder sacar en limpio, en esta segunda vuelta, una verdadera alusión a las pretensiones

Puede decirse que Zapatero, viene pidiendo a voces una masiva salida a la calle de todos aquellos votantes que, en los últimos años se quedan en casa y eluden la responsabilidad de ejercer el poder de que disponen. Nos comunica el candidato socialista a diputado que, son necesarios cuatro años más para terminar gran parte de lo iniciado

En el ambiente se respira confianza hacia quién ha llevado las riendas del país en la última legislatura, confianza que no está falta de reproches a ciertas carencias e imprudencias que podrían ser fruto de la insuficiente mayoría parlamentaria que les ha hecho sentirse en manos de quienes le sacan una buena tajada a los apoyos. El gobierno socialista ha liderado iniciativas de carácter social que darán mucho que hablar en años venideros y que como en otras ocasiones, llegarán a ser base para ciertas políticas incluso conservadoras; que, como en otras ocasiones, hoy rechazan la iniciativa y mañana la vendarán como propia. Ejemplos mil, repárese en la efusiva defensa de la vigente Constitución española, otrora rechazada

También puede decirse que Rajoy, viene pidiendo en voz alta que no se hable del pasado, de ese tiempo no muy lejano que pesa como una losa y que no ha tenido el adecuado tratamiento ante la sociedad. La gente, ya sea de izquierdas, ya lo sea de derechas, quiere que se les hable con franqueza en ciertos asuntos que llegan a repercutir seriamente hasta en la propia economía, no hay más que ver como ha subido el precio del petróleo. La gente, sobre todo, quiere ver como un dirigente político pide disculpas, sabiamente, cuando comete errores. Lo contrario puede llevar a pensar que ha habido mentira de por medio, cuestión que en muchas ocasiones forma parte del "todo vale electoral", pero que afortunadamente tiene un límite y ese límite no es otro que el bienestar y la seguridad de los ciudadanos

Lo que sigue no es pasado, es ardiente presente y viva actualidad:

- En Iraq han muerto muchísimos seres humanos y siguen muriendo. Dos de los principales países protagonistas de la intervención, de alguna forma, han pedido disculpas sobre su equivocada acción, a través de representantes políticos directamente implicados o de otros que lo hicieron indirectamente, piden perdón sobretodo en campaña electoral. Es necesario que ante propios y ajenos Don Mariano Rajoy pida disculpas y asuma lo que otros no supieron hacer a su debido tiempo

- Navarra no ha sido moneda de cambio en la negociación con ETA y hoy el Partido Popular gobierna la Comunidad Foral con el apoyo de los socialistas. Nada mejor para evitar enfrentamientos que saber estar a la altura de las circunstancias, el PSOE cedió el gobierno navarro y el PP deberá reconocer públicamente que no eran ciertos sus presagios, sino más bien todo lo contrario

- Cataluña sigue siendo España y no se ha desmembrado el Estado

- Los homosexuales se casan, sin distinción de signo político

- La política de inmigración, delicada donde las haya, vista desde la perspectiva de un país emigrante requiere de cierta cordura, máxime cuando muchos de los votos que se reciben desde el otro lado del océano vienen precisamente de los residente emigrados a aquellos lares americanos, entre otros

Una segunda vuelta requiere claridad y dar la cara, hablar de presente con un pie puesto en el pasado como contrafuerte a la solidez de las promesas y propuestas y, con otro pie en el "futuro" como ventana abierta a la esperanza. Todo ello con argumentos, recurriendo a lo vivido y a los hechos para que los ciudadanos indecisos sepan a quienes están votando. Para que todos los ciudadanos nos sintamos orgullosos de votar a su opción política con la mirada limpia, serenos y respetuosos con quienes piensen lo contrario

Que nos hablen del presente, ese que se viene construyendo en los últimos años y del que ambos aspirantes son directos protagonistas

Que no se imponga la felicidad, es un concepto subjetivo. Decretar felicidad es la mejor manera de conseguir que nadie sea feliz

¿No?